Fin del mito: la Industria 4.0 no llegó para reemplazar al Lean Manufacturing

Cada vez que llega una nueva tecnología tendemos a pensar que reemplaza a la vigente y la historia nos ha mostrado que casi siempre conviven y se complementan. La radio no eliminó a los periódicos ni la TV a la radio ni la Internet a la TV y así podemos seguir. Se complementan. Sólo cambia la experiencia del usuario.

La irrupción de la tecnología digital en las industrias de la mano del 4.0 no reemplaza metodologías que han demostrado largamente su éxito, como Lean Manufacturing, sino que combinadas pueden llevar una planta a otro nivel de calidad.

Una fábrica inteligente: con el foco puesto en la digitalización de los procesos industriales, la versión 4.0 de las plantas industriales busca obtener información en tiempo real para tomar decisiones inmediatas interconectando todos los dispositivos involucrados en la producción.

Producir sin desperdicios: el valor que aporta el Lean Manufacturing consiste eliminar los desperdicios y todo aquello que no produce valor real para el cliente. Apunta a reducir costos y a hacerlo lo más simple posible.

De esta manera, ambas metodologías conviven, se complementan y aportan valor a los procesos productivos haciendo más eficientes los procesos de producción, logística, almacenamiento, etc.