Nuevos puestos de trabajo que genera la Industria 4.0

Quizá uno de los aspectos más destacables de los cambios que están experimentando las industrias a partir de la incorporación de nuevas tecnologías tiene que ver con cómo se transforma también el rol del trabajador ya que lejos de restar empleabilidad genera nuevas posiciones creadas y necesarias para sacar el máximo provecho a la transformación digital.

La informatización nos permite perfeccionar un proceso que es crucial para el día a día de cualquier industria que quiera ser competitiva: recolectar, analizar y mostrar datos en tiempo real (minuto a minuto, segundo a segundo) para tomar decisiones.

En este sentido, es fundamental entender al ser humano le quedan reservadas actividades que no podrán realizar las máquinas y que tienen que ver con la toma de decisiones, diseños creativos, elaboraciones estratégicas, entre otras.

A la par que las organizaciones implementan la tecnología, deben ocuparse de aspectos culturales para que este proceso sea de transformación, gradual, para que el cambio se produzca aceitado por una comunicación adecuada y capacitaciones nutritivas.