¿Por qué ser parte de la Industria 4.0?

El mundo está transitando la Cuarta Revolución Industrial, un conjunto de disrupciones tecnológicas ponen al sector industrial nuevamente en el centro de la escena como propulsor del desarrollo de los países. Durante el tercer trimestre de 2018 la producción industrial mundial creció 3,2%. 

La Industria 4.0 supone el uso de tecnologías que pueden aumentar la eficiencia, la calidad y la seguridad de procesos e infraestructuras de las plantas industriales. A su vez, esta transformación digital aporta a todos los sectores de la economía.

La digitalización permite una mejor coordinación y a su vez revitaliza las fuentes de la rentabilidad empresaria. La cantidad de datos que ofrece permite, a quien los reúne y analiza, conocer mejor la dinámica del mercado como así también los hábitos y preferencias de los consumidores. Ofrece la posibilidad de ganar eficiencia en la gestión de la línea de producción, con productos más diferenciados junto con la reducción de tiempos muertos.  

Por lo tanto, la integración digital de la información te proporciona acceso en tiempo real a los datos, los cuales se elegirán por cada línea, interés o perfil de usuario, para que sean relevantes para el negocio.

Tanto los operarios que disponen de pantallas con información sobre la eficiencia en su puesto, como los datos obtenidos por directivos de la empresa o responsables de departamento, podrán analizar posteriormente el rendimiento y eso se convierte en un beneficio al disponer de información relevante.

La incorporación de estas tecnologías en las organizaciones facilita y enriquece las decisiones de los negocios en tiempo real.

Si querés saber más sobre cómo llevar la productividad de tu equipo a un estándar internacional solicitá acá una prueba gratuita de Wiidem.

[caldera_form_modal id=”CF5cf60b32cb519″]Prueba Wiidem gratis [/caldera_form_modal]